Si eres un aficionado a la fotografía y además sientes pasión por el mar y la navegación, seguro que en más de una ocasión te has planteado grabar bajo el agua. Como sabemos que eres exigente, a lo largo de este artículo te presentamos 7 trucos para que consigas vídeos de gran calidad mientras te sumerges en el océano.

 

Coloca la cámara en el lugar más indicado

 

Para poder realizar vídeos submarinos de calidad, lo primero es colocar la cámara en el lugar idóneo. La cabeza solo es una buena elección si no soltamos burbujas ante el objetivo. Por ello, lo más práctico es contar con un soporte que permita coger la cámara con las dos manos de forma cómoda. De este modo, la imagen será estable y nuestra sujeción firme.

 

Mantén limpia la funda subacuática

 

Aunque pueda parecer una obviedad, la funda protectora que permite que sumerjamos la cámara debe limpiarse tras cada uno. De lo contrario podrías perder una toma increíble sencillamente porque la suciedad de la funda ha tapado parte del objetivo.

 

Evita que la funda y la cámara se empañen

 

Dependiendo de las temperaturas de la zona, es posible que la funda protectora se empañe. Por eso es muy recomendable introducir en ella insertos antiniebla, que absorberán la humedad, impidiendo que el objetivo quede afectado por la condensación del agua.

 

Aprovecha la luz solar

 

Uno de los consejos más valiosos que podemos darte es que aproveches la luz solar para obtener efectos de color de lo más espectaculares. Además, estos efectos variarán en función de si grabas enfocando hacia la superficie o si enfocas hacia el fondo marino con la luz solar a tus espaldas.

 

Acércate al sujeto

 

¿Quieres grabar a alguien o a algún animal bajo el agua? Te recomendamos que te acerques al sujeto, ya que las cámaras deportivas subacuáticas muestran una imagen más alejada de lo que el usuario puede percibir durante su uso.

 

Busca la estabilidad lumínica

Los contrastes de luz muy marcados pueden arruinar tus grabaciones, ya que a la cámara le puede costar procesar las diferencias de luz entre varias escenas si aparecen ante el objetivo al mismo tiempo.

 

Utiliza filtros de colores

 

El agua absorbe la luz y las imágenes que grabamos pueden parecer descoloridas. Es por ello que es buena idea instalar un filtro ante el objetivo de la cámara en función del fondo sobre el que vayamos a grabar.

 

Esperamos que estos trucos para grabar bajo el agua te hayan servido para introducirte en el arte de la grabación subacuática. ¡Disfruta de tus inmersiones y registra tus aventuras!