Hoy os traemos una serie de aperitivos fríos, muy sencillos de preparar y con productos que podemos encontrar en nuestro día a día sin problema.  Estos aperitivos nos irán muy bien para calmar un poco el estómago antes de comerse los platos principales.

 

1 APERITIVO: PATES O MOUSES.

Unos platos que nos sacaran de muchos apuros son los pates o mousses. Lo ideal es tener una batidora eléctrica en la cocina del barco y poder hacer pastas como hummus, olivada, pate de mejillones, etc.

 

¿Cómo se hace un pate de mejillones? Tranquil@, sencillísimo. Cogemos unos mejillones en escabeche de lata sacándoles un poco el aceite que viene con ellos, un poco de quesito fresco de untar y lo trituramos todo junto. Luego lo vamos probando y ajustamos el aceite o la sal a nuestro gusto.

 

2 APERITIVO: A COMER TOSTADITAS.

¿Algo más sólido? Vamos a tomarnos unas tostaditas con queso de untar y salmón (ahumado o marinado).

Para este paté utilizaremos  1 medida de salmón (que pueden ser unos 100g) por 2 medidas de queso (que pueden ser 200g).

Primero cortaremos a trocitos el salmón ahumado y lo batiremos posteriormente. Una vez batido añades el queso.

Si no quieres hacer esto ya sabes que siempre puedes hacerte la tostadita con queso de untar y una lonchita de salmón bien fresco encima.

 

3 APERITIVO: A PICAR UN POCO DE TODO.

¿Unos huevos duros? Nunca fallan.

Hacemos algunos huevos duros y los abrimos por la mitad. Sacamos la yema y la chafamos con un tenedor hasta tenerla desmenuzada. Puedes juntarlo con atún o con palitos de cangrejo y hacer la mezcla más amorosa con un poquito de mayonesa (En el caso de haber utilizado palitos de cangrejo entonces mejor mezclarlo con salsa rosa [La salsa rosa se hace con kétchup (2 cucharadas) mayonesa (200 ml)  zumo de limón (20 ml) zumo de naranja (20 ml) brandy (20 ml)]). Una vez tenemos la mezcla podemos incluir un poquito de ensalada, aguacate, gambas o langostinos.