La cámara GoPro o cualquier otra cámara sumergible de aventura están pensadas para muchas utilidades. Algunas de ellas son muy prácticas y de ocio y aventura. Sin duda la navegación nos da la oportunidad de poder grabar momentos inolvidables que permanecerán como recuerdos.

En un barco o velero hay muchos lugares posibles en los que podemos poner la cámara. Los lugares más habituales son el palo bichero o un candelero. Para ver cómo queda la filmación podemos ver la pantalla de la cámara GoPro a través de la App para Smartphone.

Si queremos hacer una filmación realista podemos ubicarla directamente en la proa, buscando un lugar seguro de sujeción, o bien con el soporte del candelero.

Podemos filmar la llegada a un puerto o a una cala, activando la grabación desde el mando a distancia wifi. O filmar muy de cerca la visita de delfines que saltan y juegan cerca de nuestra proa. El efecto ojo de pez hará que las imágenes sean realmente únicas.

 

Aprovechando que son cámaras sumergibles debemos sacarle el máximo partido. Un buen ejemplo es el de usarla como buzo de inspección. Lo que podemos hacer es sujetar la GoPro a nuestro bichero o cualquier otro palo largo y sumergirlo por los costados del barco, visualizando lo que ve el ojo de la cámara con la App del móvil como os hemos comentado anteriormente.

Si hace buen tiempo y os gusta el submarinismo podéis incluso bajar  al mar con la cámara en las gafas de bucear como podéis ver en la siguiente foto y grabar esos momentos de aventura bajo el agua.

Estas cámaras de aventura son un imprescindible lleno de utilidades en alta mar que nos guardara todos los recuerdos de nuestras salidas al mar y paseos costeros. Las posibilidades de estas cámaras son impresionantes. ¿Tú tienes alguna cámara de aventura? ¡Sácala a navegar!