¿Cómo detectar la presencia de ósmosis en tu embarcación?

 

¿Has oído hablar alguna vez de la ósmosis? Si tienes un barco, o estás pensando en hacerte con uno, es importante que sepas en qué consiste, cómo detectarla y cómo ponerle solución, y es que es uno de los problemas más graves que puede afectar al casco.

 

Pero ¿qué es la ósmosis? Se trata de un proceso de envejecimiento que afecta a los poliésteres laminados: concretamente, a las resinas de poliéster reforzadas con fibra de vidrio, que se usan de forma generalizada en los barcos desde los años 60. Al penetrar el agua salada en la capa de gel coat, se junta con la resina y la descompone. Se crea entonces un líquido ácido, que recordaría al vinagre, que da como resultado la aparición de ampollas en la superficie. ¿El problema? Que esto compromete la estructura del barco.

 

¿Cómo detectar la ósmosis?

 

Evidentemente, la aparición de ampollas será un signo inequívoco. Sin embargo, lo ideal sería detectarla en el primer grado, cuando estas todavía no han aparecido. Ante este tipo de problemas, la detección temprana es crucial.

 

En el primer grado, aún no tenemos ampollas. Pero lo que sí que puedes detectar es que, al hacer la medición, el nivel de humedad es más alto de lo normal. Esto implica que el agua ya ha penetrado en la capa de gel coat, y sería cuestión de tiempo que empiece el proceso de ósmosis. Si pones solución en este momento, evitarás que tu embarcación pueda tener ningún problema.

 

En la segunda fase, ya han aparecido las ampollas con unos 5 mm de diámetro y es necesario empezar a actuar. Y, por último, es urgente actuar si tu barco está en la tercera fase, con ampollas de 1 cm de diámetro.

 

Y ¿cuál es la solución?

 

La ósmosis es un problema grave, sí, pero solucionable si actúas a tiempo. Para ello, este es el proceso que has de seguir:

 

  • Lija el barco, hasta que elimines todas las ampollas.
  • Enjuaga el casco con un limpiador de alta presión para eliminar la sal completamente.
  • Deja que el casco se seque y ve haciendo tests para comprobar su estado. Ten en cuenta que este proceso podría llevar hasta 6 meses: de hecho, es la fase más larga de todas las que aquí contemplamos.
  • Aplica epoxi por toda la superficie hasta rellenar las ampollas que se habían abierto.
  • Aplica dos capas de pintura antifouling.

Si has detectado el problema a tiempo, con esto debería ser suficiente para recuperar la estructura de tu barco. Y, si este artículo sobre la ósmosis te ha resultado de interés, recuerda que en nuestro blog tienes más información interesante y que… ¡ponemos nuestros cursos a tu disposición!