Cómo elegir la embarcación adecuada

 

Ya has terminado tu curso, dispones de una titulación y ¿ahora que?…es hora de hacerte con tu nave. Pero ¿cómo elegir la embarcación adecuada? Si bien es cierto que este es un proceso que la mayoría enfrentamos con ilusión, también puede conllevar cierto estrés. Por eso, desde Área Náutica queremos ayudarte a hacerte las preguntas adecuadas para tomar la mejor decisión.

 

En primer lugar: ¿a qué te autoriza tu titulación?

 

Lo primero que has de considerar son las limitaciones que te pone tu titulación. Por ejemplo, con una licencia de navegación puedes navegar en un barco de hasta 6 metros de eslora; si has hecho el curso de patrón de navegación básica, podrás tener una embarcación de hasta 8 metros de eslora.

 

Por eso, este es el primer factor que debes tener en cuenta: las limitaciones legales que se aplican a tu caso.

 

¿Dónde y cómo quieres navegar?

 

Por supuesto, no es lo mismo navegar en los mares del norte que en el Mediterráneo, por poner un ejemplo. Dependiendo de por dónde quieras moverte, necesitarás una embarcación que responda a unas u otras necesidades. ¿Un consejo? Echa un vistazo a las embarcaciones que tiene la gente en la zona que a ti te gusta: esto te ayudará a hacerte una idea sobre lo que deberías buscar.

 

Por otro lado, ¿cómo quieres usar tu barco? ¿Quieres ir a pescar solo o con una persona? ¿Te apetece invitar a tus amigos y familia? Si piensas primero en qué necesitas, sabrás en qué tipo de embarcaciones has de fijarte.

 

Muy importante: calcula tu presupuesto

 

Una vez sepas aproximadamente qué estás buscando, es momento de acotar tu presupuesto. Ten en cuenta no solo los costes de la compra en sí, sino también los gastos derivados de cada embarcación: mantenimiento, combustible, etc. Igual que con un coche o una casa, estos variarán dependiendo de tu elección.

 

Y ¿ahora?

 

Ahora tienes una selección de embarcaciones mucho más acotada, pero todavía tienes que tomar la decisión final. Nuestro consejo es que, si tienes oportunidad y lo que quieres es comprar un barco, alquiles primero uno similar. De esta forma sabrás si realmente te convence o prefieres seguir buscando.

 

Asimismo, si vas a comprar o alquilar un barco de segunda mano, deberías supervisarlo primero a flote y en seco. Fíjate en todos los equipos, comprueba que están a bordo todos los manuales de instrucciones y pide la última ITB: Por supuesto, fíjate en que no haya ninguna señal de ósmosis y, ante la mínima duda, consulta con un experto.

 

Ahora ya sabes cómo elegir tu embarcación adecuada, pero ¿aún no tienes tu título? ¡Contacta con nosotros!