Ahorrar energía en tu embarcación es algo que debes plantearte desde el momento en el que adquieres -o alquilas- tu barco, igual que ahorrar combustible. Como ya imaginarás, el gasto puede llegar a incrementarse notablemente si no prestas atención a ciertos detalles. Y es precisamente por eso por lo que queremos darte algunos consejos que te ayudarán en este sentido.

Lo primero, monitoriza tu consumo eléctrico actual

Lo primero es analizar cuántos aparatos eléctricos llevas a bordo y qué consumo tiene cada uno. Si vas a hacerte con una nueva embarcación o a renovar la que ya tienes, te servirá para determinar la potencia que necesitas en la batería. Pero ¿y si partes de una instalación ya hecha?

Podrías instalar una batería adicional, pero con ello añadirás peso al barco. Además, desde el punto de vista medioambiental, es preferible optar por alternativas. Una buena opción es elegir energías renovables: por ejemplo, si tienes suficiente espacio, es posible instalar alguna placa solar para favorecer el autoconsumo. Si descartas esta posibilidad, tendrás que encontrar la forma de reducir el consumo eléctrico.

¿Cómo puedes ahorrar energía en tu embarcación?

Lo primero, y muy fácil, es fijarte en que desconectas todos los aparatos que no estás usando. Parece insignificante, pero este consumo residual se va sumando y acaba notándose en el total. Un ahorro más significativo te lo proporcionará sustituir las bombillas actuales por bombillas LED.

Por otro lado, te aconsejamos hacerte con electrodomésticos eficientes, que te garanticen el menor gasto energético posible. La nevera y el microondas son algunos de los aparatos que usas habitualmente y que, si no están debidamente optimizados, te hacen imposible el ahorro energético.

¿Otro consejo? A bordo llevas aparatos y sistemas para la navegación que consumen energía, pero ¿son necesarios en todo momento? Por ejemplo, en un velero, el piloto automático no tendrá en cuenta la dirección del viento, por lo que puede ser conveniente reducir su uso. Igualmente, tienes la opción de usar un GPS más sencillo según el caso o incluso de no usar el radar en algunos momentos, siempre y cuando sea de día y tengas muy buena visibilidad.

Y ¿cómo reducir combustible?

Ya hemos visto algunos consejos que te ayudarán a ahorrar energía, pero ¿qué hacer para reducir el consumo de combustible?

En primer lugar, descarga de tu embarcación todo lo que no necesitas a bordo. A veces tendemos a dejar cosas que no nos resultan útiles y que solo añaden peso al barco, de forma que nos hacen aumentar el gasto de combustible.

Asimismo, un correcto mantenimiento es totalmente necesario para el ahorro. Fallos fácilmente subsanables, como una mala limpieza del filtro de aire, afectan al motor y, por lo tanto, a la eficiencia de tu embarcación.

Deberás prestar también atención al casco del barco. A veces hay incrustaciones que ofrecen resistencia contra las olas y que te acaban haciendo gastar más combustible.

Como ves, son pequeños detalles los que te hacen reducir el consumo de combustible y ahorrar energía en tu embarcación. Contacta con nosotros, infórmate sobre nuestros cursos y empieza a descubrir todos los pormenores de la navegación.