El calor comienza a despedirse y el frío pronto se hará notar. Pero… ¡tus posibilidades de navegar no terminan! Lo único que debes hacer es adquirir unas nociones básicas sobre el mantenimiento de barcos en invierno.

Tanto si decides seguir navegando como si te decantas por guardar tu barco hasta el próximo verano, no debes olvidarte completamente de él, por lo que es fundamental saber cómo llevar a cabo estas tareas. Mejor cuidarlo ahora que desembolsar una gran cantidad de dinero cuando comience la primavera, ¿no crees? Desde la escuela de navegación Área Náutica te damos algunos consejos para mantener tu embarcación en buen estado.

Consejos de mantenimiento de barcos ante el frío

Para saber cómo mantener tu barco ante el frío, debes empezar revisando el barco y la cubierta. Si esta es de madera de teca, has de saber que, con los cuidados necesarios, puede mantenerse en buen estado ¡hasta por 20 años!

Mantenimiento de la cubierta

Resguardarla del agua helada y el sol es fundamental para garantizar que la cubierta se mantenga en buen estado. Puedes conseguirlo cubriéndola con fundas transpirables que también la protegerán de la humedad, pero antes debes asegurarte de que no haya grietas ni agujeros para evitar que se filtre el agua y que aparezcan daños en la integridad de la estructura.

En caso de que los encuentres y sean profundos, tienes que contactar con un profesional para hacer la reparación.

Humedad

¡No dejes de prestar atención a la humedad en el interior! Si descuidas este aspecto, puede aparecer moho en tapizados y en la madera y provocar desperfectos irremediables.

Mantén tu barco ventilado y, si es posible, usa también un deshumidificador.

Olores

Llévate a casa todo lo que puedas lavar: mantas, sábanas, almohadas, etc. Revisa también la nevera para asegurarte de que no queda comida que pueda estropearse y, por supuesto, vacía todos los depósitos, tanto el de agua dulce como el del váter.

Así evitarás la aparición de malos olores que luego podrían ser difíciles de eliminar.

Motor

El motor es tal vez el elemento al que hay que prestar más atención. Para ello, ahora que viene el frío, debes colocar un anticongelante adecuado y enjuagar bien las partes que estuvieron expuestas al agua salada, dañina a largo plazo.

Además, ahora que estás dedicando tiempo al mantenimiento, aprovecha para revisar el aceite y los filtros.

Velas

Si tu barco es un velero, ¡no debes olvidar revisar el estado de las velas

Ocúpate de limpiarlas bien, verifica que las costuras están en buen estado y, por supuesto, comprueba si hay rasgaduras o agujeros en el tejido que necesiten reparación..

Estos son solo algunos consejos para cuidar y mantener tu barco en invierno. Para seguir explorando este mundo, ¡apúntate a uno de nuestros cursos de navegación!