¿Quién ha dicho que el mantenimiento y la limpieza de barcos tenga que ser un trabajo tedioso y complicado? Desde la escuela de navegación Área Náutica te traemos una serie de consejos para mantener todas las partes de tu embarcación en perfectas condiciones. ¡Sigue leyendo!

Consejos para la limpieza del exterior del barco

En la limpieza del barco hay que prestar especial atención al exterior para eliminar la sal de todos los elementos de la cubierta y, en general, de la parte externa de la embarcación. Tendrás que usar para ello cepillos con mucha cantidad de filamentos, pero… ¡ojo! Es importante que estos filamentos sean finos para no rayar el revestimiento.

La cubierta

Emplea agua dulce, jabones biodegradables para no contaminar el agua y productos de limpieza poco agresivos para no dañar las fibras.

Zonas en las que se condensa el humo

En estas zonas tendrás que usar un producto desengrasante para asegurarte de que quedan totalmente limpias.

El casco

Para limpiar el casco de un barco necesitarás jabón neutro, para no contaminar el mar, guantes, una lija para limpiar la hélice, una espátula, una limpiadora de agua a presión y, opcionalmente, un impermeable. 

Y ¿cuál es la mejor estación para hacerlo? Sin duda, el verano es el mejor momento.

¿Cómo mantener el motor en buen estado?

La limpieza es básica para el mantenimiento del motor, por lo que tendrás que hacer una limpieza rutinaria y una en profundidad de vez en cuando.

  • Limpieza rutinaria: Enjuaga el motor con agua dulce y deja que circule durante unos minutos para que arrastre la suciedad acumulada.
  • Limpieza profunda: Además de agua dulce, necesitarás un limpiador de motores para eliminar los residuos producidos por el combustible y el aceite.

Recomendaciones para limpiar el interior de un barco

Limpiar el interior de tu barco y ventilar frecuentemente es básico para evitar o retrasar los daños provocados por la humedad.

Camarotes

Los camarotes de los barcos son como las habitaciones en casa, por lo que se limpian con los mismos utensilios y la misma frecuencia.

Baños

Igual que en casa, necesitarás guantes, estropajo, antical y tu limpiador habitual.

Depósitos

Tenemos que diferenciar entre:

  • Depósito de agua dulce: Tendrás que vaciar el tanque de agua, llenarlo con esterilizante rebajado con agua dulce y volverlo a vaciar. Así impedirás la aparición de malos olores si el barco se va a quedar cerrado una temporada.
  • Depósito de aguas negras: Deberás vaciarlo en la zona habilitada en los puertos y limpiarlo después. Por último volverás a llenarlo con agua del mar mezclada con un antibacteriano no contaminante. 

Aquí tienes algunos consejos para la limpieza de barcos. ¿Preparado para empezar a sacar partido al tuyo con nuestros cursos de navegación?