¿Qué hacer navegando a vela con temporal? Si tienes cierta experiencia en el mundo de la náutica, sabrás que es preferible evitar este tipo de situaciones. Sin embargo, siempre puede suceder que el mal tiempo te sorprenda a pesar de haber consultado la climatología prevista.

En este caso, la tripulación, la embarcación y, por supuesto, las decisiones que tomes influirán en el éxito de la navegación. La estabilidad de los barcos a vela juega en tu favor, sí, pero saber qué hacer en este tipo de situaciones es clave para una buena experiencia.

Consejos para tomar buenas decisiones navegando a vela con temporal

A la hora de navegar a vela con un temporal, hay varios aspectos que has de tener en cuenta. A continuación te hablamos de algunos de ellos:

Haz las comprobaciones pertinentes

¿Hay elementos mal sujetos? ¿Están las escotillas cerradas? ¿Llevan puesto todos los miembros de la tripulación el chaleco salvavidas?

Hay ciertos puntos que debes comprobar cuando veas que se acerca un temporal. La seguridad de tu tripulación y de tu barco está en juego, así que asegúrate de que todo está preparado para afrontar la situación.

Ten en cuenta a tu tripulación

Fundamental: mantén a tu tripulación en el mejor estado posible. Más allá de los necesarios elementos de seguridad, es recomendable contar con pastillas antimareo para asegurarte de que cada persona en el barco está en condiciones de cumplir con su labor.

Por otro lado, es importante tener en consideración la experiencia y conocimientos de cada miembro de la tripulación para asignar cada tarea. De hecho, si sabes que es probable que el tiempo empeore, nuestro consejo es que intentes elegir una tripulación con más experiencia, a ser posible en este tipo de situaciones.

Reduce la superficie vélica

Adapta las velas a la fuerza del viento. Ante un temporal, un buen consejo es reducir la superficie vélica o incluso sustituir el génova y la vela mayor por un tormentín y una vela mayor de capa, respectivamente. Estas últimas son más resistentes y pueden cumplir mejor con su función en una situación de mal tiempo.

¿Capear o correr el temporal?

En estos casos puedes elegir entre dos opciones: capear o correr el temporal. 

Capear el temporal implica remontar el viento y superar las olas; correr el temporal, por el contrario, supone navegar con viento portante y el mar entrando por la aleta, de forma que se resta velocidad al viento real. 

Correr el temporal ofrece una experiencia de navegación más cómoda y, normalmente, reduce las posibilidades de provocar desperfectos en el barco. No obstante, hay varios factores que deberás tener en cuenta para tomar esta decisión, como la proximidad y la ubicación de la costa.

¡Descubre nuestros cursos de navegación!

Como ves, navegando a vela con temporal pondrás en práctica muchos de los conceptos adquiridos en nuestros cursos de navegación. Contacta con nosotros y ¡descubre tus opciones!