¿Te animas a conocer las ventajas de navegar en otoño? Es verdad que a veces se tiende a pensar que la navegación es cosa del verano, pero en Área Náutica queremos acercarte una nueva forma de entender el mar.

Menos gente, paisajes únicos, un clima más suave… Las ventajas de navegar cuando han terminado los meses más calurosos ¡parecen no terminar! Si quieres saber más, sigue leyendo.

Navegar en otoño: menos gente, paisajes únicos y un clima suave

Empezamos con lo más evidente, y es el hecho de disfrutar de los paisajes otoñales desde el mar. Si bien es cierto que hacer un recorrido por varias calas en verano nos encanta, la experiencia de observar las hojas marrones y rojizas desde el agua no se queda atrás.

A esto súmale, además, que encontrarás muchas menos embarcaciones, por lo que podrás disfrutar de una experiencia de navegación tranquila si eliges un buen día. Por otro lado, las temperaturas suaves hacen que estar al sol sea más agradable que en verano, cuando a veces bañarse acaba convirtiéndose en casi una necesidad.

Si no tienes barco propio y sueles alquilar embarcaciones, el otoño aparece también como una época perfecta. Todavía no hace demasiado frío, pero la demanda baja. De esta forma, podrás encontrar ofertas a mejor precio para pasar una agradable jornada marítima solo o con familia o amigos.

Un buen momento para aprender a navegar

Si estás pensando en hacer un curso de navegación, has de saber que el otoño es una excelente época para ello. Sí, es más probable que hagas las prácticas en un día con viento o que las olas sean fuertes. Pero también lo es que navegar en estas condiciones supone una oportunidad.

Ten en cuenta que, si piensas navegar habitualmente, tarde o temprano te encontrarás con una situación de este tipo. Por eso, encontrarla en tus prácticas, en un entorno controlado, es más una suerte que un problema.

Ya sabes: si quieres navegar en otoño o en cualquier otra época del año, conseguir tu titulación es el primer paso. ¡Contacta con nosotros!