Si eres un principiante de la navegación, sabrás que hay ciertos términos náuticos básicos que debes conocer. Hoy pretendemos abordar algunos conceptos imprescindibles que tendrás que conocer y tener siempre presentes.

Zonas del barco

Los términos más básicos, y también los más importantes, hacen referencia a las zonas del barco. Son las siguientes:

Popa: se refiere a la zona posterior de la nave.

Proa: la proa es la parte delantera del barco.

Babor: es la parte izquierda de la embarcación. Tomamos referencia la vista que tenemos al mirar hacia delante desde la parte trasera o popa.

Estribor: se refiere a la parte derecha de la embarcación. Igual que en el caso anterior, se toma como referencia la vista desde la popa hacia la proa.

Bañera: en esta cámara abierta es donde se encuentra la caña o rueda del timón. Está presente en embarcaciones menores.

Medidas

Si es fundamental conocer las partes en las que se divide una embarcación, también lo es tener claros algunos términos referentes a las medidas de la nave.

Eslora: es la longitud que tiene el barco desde la popa hasta la proa.

Manga: se refiere a la anchura máxima de la nave. Tiene en cuenta, eso sí, las estructuras fijas.

Nudos: es el equivalente a una milla náutica por hora o a 1,852 kilómetros por hora, y sirve para medir la velocidad.

Millas náuticas: es una unidad de longitud que han adoptado todos los países occidentales, con muy pocas variaciones, y que se usa tanto para la navegación marítima como para la navegación aérea. Corresponde a 1852 metros.

Viento y otros términos náuticos básicos

Los conceptos asociados al viento son otro básico si quieres convertirte en un experto navegante. Terminamos este artículo con estos y otros términos que necesitas apuntar y recordar.

Barlovento: este término se refiere al lugar desde donde viene el viento.

Sotavento: el sotavento se refiere al punto al que se dirige el viento.

Mástil: es un palo largo que encontrarás en la embarcación y que sirve para sostener las velas.

Vela y nombres: la vela es una pieza de lona que, debido a la fuerza del viento, tiene la función de mover la nave. Hay varios nombres dependiendo del tipo de vela al que nos estemos refiriendo.

  • Vela mayor: es la más grande, y está situada en la parte principal.
  • Spinaker: es vistosa porque tiene más volumen que las otras. Se suele utilizar cuando no hay mucho viento.
  • Genaker: es parecida a la anterior, pero se diferencia en que es asimétrica.
  • Génova: esta vela se enrolla sobre sí misma, por lo que podemos usarla entera o solo una parte dependiendo de la fuerza del viento. Está fijada con un cable entre la punta superior del mástil y el estay de proa.

Estos son algunos términos náuticos básicos que has de tener en cuenta. Si quieres ampliar tus conocimientos, no olvides reservar plaza en nuestros cursos.